Entrada destacada

Las mejores redes sociales para buscar empleo

Las redes sociales se han convertido, en muy poco tiempo, en uno de los canales más utilizados para la búsqueda activa de empleo. A medi...

lunes, 18 de junio de 2012

10 consejos para encontrar trabajo en Internet


Al día de hoy, Internet se ha convertido en una de las mejores alternativas para buscar trabajo. Conecta a personas, exhibe ofertas de empleo y trabajo, es un medio de trabajo en casa, genera nuevas profesiones, entre otras características.
Existen una serie de consejos y pautas que debemos tener en cuenta  a la hora de centrarnos en internet como un medio para cuando busco empleo. Ejemplo de estos consejos son: ser una persona proactiva, tener perseverancia y ser constante. Les propongo 10 consejos e ideas que los expertos recomiendan para encontrar trabajo por internet.
1. Actívate y sé constante. Buscar trabajo por internet implica esfuerzo y tiempo, no es algo ocasional y esporádico, sino que debe ser una labor metódica y diaria. Nos permite la posibilidad de dejar nuestro Cv en algún portal de empleo, pero Internet es mucho más que eso, ya que nos ofrece un lugar para realizar búsquedas activas. Es muy recomendable realizar visitas diarias a los portales de empleo, pero también tener perfiles en las redes profesionales y sociales, como pueden ser Facebook, Linkedin  o  Xing, permiten un buen canal para concretar ofertas de trabajo en puerto rico (por ejemplo) y sobre todo son útiles herramientas para mantener contacto directo con tu actividad profesional.
 2. Ofrece un extra al Cv. En su concepto tradicional sigue vigente, pero las nuevas tecnologías nos ofrecen otras herramientas a las que debemos recurrir para potenciar  nuestro currículum. Se trata de nuevas plataformas que ponen a nuestro alcance formas de explotar y enriquecer el Cv, tales como tener un sitio web propio, un blog e incluso realizar un videocurrículum.
 3. Mima tu currículum. Un  buen currículum resalta los aspectos y logros más importantes de la persona. Debe ser un documento veraz, atractivo y mostrar información relevante sobre tu trayectoria y capacidades.  Además, la precisión, claridad y concentración, son muy valoradas por los encargados de seleccionar Cv. Tan importante es el contenido como la presentación.
 4. Sé sincero. No debemos acudir a historias inventadas que no reflejen nuestra persona, y menos en internet, un medio donde las verdades se contrastan y exhiben más fácilmente. La información que se aporte debe ser honesta y ajustada a las experiencias vividas.
 5. Carta de presentación. Se trata de un documento donde personalizamos nuestra candidatura, especificando el porque nos presentamos a una determinada oferta laboral. Una carta de presentación bien redactada nos permite un contacto más directo y cercano que el simple hecho de remitir el Cv. Debes destacar lo más relevante a tu currículum y subrayar tu interés por el puesto y la empresa a la que te dirijas. Ten en cuenta  que la carta de presentación puede marcar la diferencia respecto a los otros candidatos.
6. Activa tus contactos. Es conveniente mantener relación con las personas de tu entorno profesional.  Todos los que te interesen tienen que saber que estás buscando empleo para profesionales. Activa tus contactos por internet. Procura estar presente en tu sector, ya que nunca sabes de dónde puedes extraer información para conseguir el objetivo deseado. Asiste a ferias, conferencias, ponencias, etc,..allí donde se esté hablando de algún tema relacionado con tu interés.
 7. Explica tus intenciones en tu Blog. Si aún no tienes blog, es hora de que te hagas uno, ya que resulta una muy buena carta de presentación. El él, puedes escribir  acerca de lo que te gusta trabajar en tu profesión, que podrías aportar, tus cualidades, etc. También implican citar, comentar, enlazar ideas y artículos publicados en blogs, incluido el tuyo, en revistas y publicaciones especializadas e incluso en las redes sociales.
 8. Hazte visible en las redes sociales. Participa en eventos presenciales; comenta y usa el botón “me gusta” en Facebook; únete a grupos en Likedin y Xing; retuitea, menciona y enlaza en Twitter.
 9. Apuesta por la formación. La sociedad avanza a ritmos acelerados y, como consecuencia, el mercado de trabajo está en continua transformación. Por eso, conceptos como  la formación continua son imprescindibles para adaptarse a este entorno cambiante. Hacer un curso online, un posgrado o una maestría en línea, te servirá para especializarte en un área concreta de tu profesión.
 10. Recicla tus conocimientos: A veces, cometemos el error de estancarnos en conocimientos que ya tenemos y no vamos más allá. Tan importante como formarse, es actualizar nuestros conocimientos.

sábado, 16 de junio de 2012

Clases y Cursos virtuales para no profesionales

Existen muchas definiciones de educación virtual o del reiterado término “e-learning”. Todas involucran una ecuación muy simple: (Educación + Internet). La mayoría plantean la distribución de contenidos en múltiples formatos electrónicos, la creación de una comunidad interconectada de estudiantes y profesores y la administración y control de toda esta experiencia educativa.

La tecnología ha cambiado fundamentalmente el proceso de educación de las personas. El conocimiento ya no está reservado a quienes tienen acceso a la información reposada en bibliotecas y facultades. En la actualidad, cada persona debe jugar un rol activo en su adquisición de conocimientos sin depender de los demás. El crecimiento y desarrollo profesional así como la actualización permanente de sus capacidades son el resultado de la decisión de cada individuo de mantenerse vigente y competitivo. Hoy más que nunca el término “autodidacta” ha cobrado validez y los educadores tienen que enfrentar a una comunidad de alumnos más exigente y autónoma.

Internet tiene la habilidad de nivelar el campo de oportunidades para todos. Ya sea que se trate de un alumno de secundaria buscando la respuesta a un problema de geometría o de su padre atendiendo las exigencias de una maestría en línea, las posibilidades son ilimitadas y la oferta es cada vez más extensa. A medida que las posibilidades de conexión mejoran y la tecnología de administración y creación de cursos se hace más accesible, la demanda de servicios de educación virtual seguirá creciendo exponencialmente.

El primer público natural para los programas de educación virtual es aquel que ya se encuentra vinculado a las empresas y necesita terminar sus estudios de pregrado o mejorar su competitividad laboral con estudios de posgrado (maestrías a distancia, diplomados virtuales, etc.). Tecnológicamente preparado y conectado, este grupo no tiene ningún inconveniente en estudiar a través de Internet, ya que sus exigencias laborales o su situación geográfica hacen imposible que puedan asistir regularmente a un centro educativo.

Sin embargo, existen muchos grupos de personas que están listos para decidirse por la opción de la educación virtual:

-        Madres de familia que no desean desactualizarse profesionalmente mientras atienden los primeros años de sus hijos.
-        Personas con limitaciones físicas que les impiden presentarse diariamente a una institución educativa.
-        Exalumnos en el exterior que desean terminar o continuar sus estudios en su facultad.
-        Miembros de las fuerzas armadas o de comunidades religiosas asignados a localidades remotas.
-        Empresarios retirados, profesionales jubilados o personas de edad que no se encuentran cómodos en el ambiente juvenil de un campus universitario.
-        Servidores públicos que por lejanía o por seguridad no pueden desplazarse fácilmente a una universidad.
-        Jóvenes bachilleres de poblaciones pequeñas que no tienen los recursos económicos para viajar a la capital de su departamento o no pueden abandonar su municipio.

Los niveles de sofisticación de los cursos virtuales pueden variar, pero generalmente incluyen contenidos básicos (textos y gráficos), ejercicios de autoevaluación, exámenes, tareas de investigación, temas de discusión y trabajos en grupo.

Muchos cursos van más allá y aprovechan el hecho de que el alumno está frente a un computador para incluir gráficos animados (“Así funciona un reactor nuclear...”); simulaciones interactivas (“Observe la trayectoria de su proyectil con la inclinación y velocidad dadas...”) fragmentos de audio, (“Escuche la forma en que se pronuncia esta frase...”) o de video (“...de esta forma aprovechamos la luz ambiental...”).

Sin embargo, cuando se intenta diseñar una experiencia educativa es claro que las más exitosas son aquellas que se basan en crear una comunidad. Reunida la comunidad, ésta se verá enfrentada a diversos contenidos preestablecidos o espontáneos que al final generarán conocimientos en cada uno de los participantes.

Dentro de las razones que se mencionan para considerar la educación virtual, como una alternativa seria y presente, están la reducción de costos, el acceso de nuevos públicos a la tecnología y el mayor compromiso de todos los participantes en el proceso educativo.

Varios elementos se destacan en este nuevo esquema de aprendizaje:

Exploración – El uso de Internet, o más precisamente la “World Wide Web”, como una herramienta de exploración le abre al profesor y al estudiante las puertas de una fuente inagotable de información y recursos.

Experiencia – El estudiante virtual se ve involucrado en una nueva experiencia social y de aprendizaje que puede incluir comunicaciones directas con su profesor, discusiones con sus compañeros de curso o estudio individual de contenidos a su propio ritmo.

Compromiso – Los cursos online ofrecen una oportunidad única al estudiante de compartir experiencias con otros, lo que refuerza el sentido de colaboración y de comunidad. Además el estudiante recibe el control de su tiempo y sus recursos y puede escoger el mejor camino de aprendizaje de acuerdo con sus preferencias y capacidades.

Flexibilidad – Desde cualquier lugar y a cualquier hora, los estudiantes pueden tener acceso a sus cursos a distancia. Se estima que aproximadamente 80% de las empresas ya tienen solucionado su acceso a Internet, por lo que los obstáculos técnicos de acceso de los estudiantes que trabajan ya están superados.

Actualidad – Los profesores tienen la oportunidad de actualizar sus materiales y temas de discusión instantáneamente lo que hace que los cursos se mantengan frescos y consistentes con la actualidad.

Personalización – Aunque parezca contradictorio, la educación virtual sí permite un contacto personal entre el profesor y el alumno. El intercambio de mensajes escritos y la posibilidad de seguimiento detallado del progreso proporciona al profesor un conocimiento del alumno muchas veces mayor que en cursos presenciales.

La pieza básica de la educación virtual, al igual que en la educación presencial, es el aula virtual. ¿En qué consiste? Se trata de un sitio de reunión. Así de simple.

Privada, temporal, con un objetivo específico (o sin ningún motivo particular), el profesor y los estudiantes deciden lo que quieren hacer dentro de ella. Cada curso es un evento único y así como puede haber elementos y materiales predeterminados.

Las aulas virtuales, al igual que en el ambiente real, son lugares independientes con contenidos propios y participantes únicos. Cada una es un mundo aparte capaz de reflejar el estilo propio de cada profesor y la dinámica del grupo de alumnos que comparten dicha aula en un periodo de tiempo determinado.

El profesor cuenta con herramientas de trabajo simples pero poderosas durante el diseño de su curso virtual. Por ejemplo, puede conducir al estudiante:
-        a examinar un elemento de contenido dentro del curso (archivos de texto, imágenes, videos o audios que el profesor ha incorporado al curso)
-        a visitar una dirección en la Web (un enlace externo al curso)
-        a participar con su opinión en un foro de discusión y examinar los aportes de los demás alumnos
-        a contestar una serie de preguntas sobre el tema y comprobar su comprensión.

Toda la información que el profesor agregue al curso se mantiene en su aula virtual. Es equivalente a pensar en un salón de clase en el que la noche anterior el profesor escribe en el tablero su lección, deja en cada pupitre un documento para que lo analicen los alumnos, inicia un tema de discusión en la cartelera y prepara un cuestionario para que lo contesten.

Al día siguiente los alumnos ingresan al salón de clase. Cada uno tiene una clave personal que le permite el acceso y puede entrar a cualquier hora. Uno por uno van realizando lo que les indicó el profesor y luego se van. Si coinciden varios en el salón de clase pueden iniciar una charla y compartir sus puntos de vista. Si el profesor está presente en ese momento, puede contestar las preguntas de los alumnos inmediatamente. Si no es así, las preguntas quedan en el buzón del profesor hasta que éste las resuelva.

Profesores y alumnos cuentan con buzones de correo electrónico personales para el intercambio de mensajes permanentemente. Cada vez que el profesor regresa a su aula encuentra las actividades desarrolladas por los alumnos y prepara el trabajo de la siguiente sesión.

Existen además otras herramientas como un glosario de términos que puede ser enriquecido en forma dinámica a medida que el curso va madurando. También los alumnos pueden crear páginas de información personal que les permiten presentarse ante los demás y al profesor.

Como es natural, el profesor puede elegir usar una o todas las herramientas disponibles, de acuerdo con su estilo pedagógico personal. El profesor es el que controla la tecnología y no el que debe subordinarse a ella .

Las herramientas tecnológicas están ahí para ser el soporte de la educación, pero depende de cada uno la organización de su programa, el diseño y el estilo personal que quiera ponerle.

viernes, 8 de junio de 2012

Comprar y vender de forma segura por Internet


Comprar o vender por Internet es completamente seguro si cumples unas mínimas normas de seguridad. Es cierto que algunos vendedores o compradores mal intencionados buscan la manera de estafar utilizando sitios de compra venta de Segunda mano.

Para evitar ser engañados lo mejor es tener en cuenta unas recomendaciones básicas de seguridad:

Si vas a comprar algo de segunda mano (motos segunda mano, por ejemplo)...

En primer lugar elige un sitio de confianza. Algunos portales de anuncios de compra venta de segunda mano revisan los anuncios diariamente. En segundo lugar, lo mejor es buscar primero cerca de donde vives, así podrás hacer la transacción en persona y ver, o incluso probar, lo que compras antes de pagarlo.

1.- Desconfía de los anuncios gratis clasificados con precios extraordinariamente bajos y de aquellos que el precio está en una moneda distinta a la de tu país. 

2.- Desconfía si el vendedor está en el extranjero o el anuncio no está en español o estando en español está mal redactado y usa palabras poco frecuentes.

3.- Desconfía de las propuestas de negocio que suenan demasiado bien para ser ciertas. Dentro de esta categoría se encuentran las promesas para solucionar sus problemas de crédito, las oportunidades comerciales o laborales que garantizan grandes ingresos diarios, inversiones libres de riesgos y con altos intereses, ganar dinero por internet sin esfuerzo y viajes gratuitos.

4.- Desconfía de las ofertas de empleo y trabajo que te piden algo por adelantado o que para solicitar la entrevista llames a un Teléfono de tarificación especial: 803, 806, 807, 905, etc.


5.- Desconfía si el vendedor te pide que le envíes por correo electrónico datos de tu tarjeta de crédito. En ningún caso debes enviar los datos de tu tarjeta de crédito: número de la tarjeta, código de seguridad, fecha de caducidad, nombre del titular, etc.

6.- Procura pedir todos los datos posibles al vendedor: dirección, número de teléfono (si es posible fijo), etc. comprueba que no hay incongruencias en los datos. Por ejemplo, que coincide la provincia en la que está el vendedor con el prefijo del número de teléfono. Que el vendedor no te de un nº de teléfono o te diga que no tiene es algo que te debe poner en alerta. Por último, busca información del vendedor en Google poniendo la dirección de email o el teléfono y viendo las referencias que aparecen. Podrás ver entre otras cosas si hay alguna denuncia sobre él.

7.- Antes de iniciar cualquier tipo de pago procura hablar por teléfono con el vendedor (los estafadores no suelen ponerse al teléfono o el teléfono que dan no existe)

8.- Nunca pagues de manera anticipada si no estás seguro de la identidad del comprador. Para más seguridad puedes usar el pago contra reembolso con comprobación del artículo.

9.- Los anuncios de trabajo en casa por lo general no valen la pena. Ten mucho cuidado con los clasificados online que prometen gigantescos sueldos anuales: a menudo exigen costosos desembolsos iniciales sin garantías. Te arriesgas a perder dinero, tiempo y energía. (en Estados Unidos llevan tiempo empleando esta técnica y advierten de los problemas ) 

Estafas comunes:

1.- Ofertas de empleo a las que para concertar la entrevista hay que llamar a un número de tarificación adicional: 803, 806, 807, 905, etc.
2.- Venta de artículos de lujo: Relojes, bolsos, etc. si el precio es muy bajo, suelen ser replicas de los originales.
3.- Coches de segunda mano baratos: Una vez contactado el vendedor nos explica el por qué del precio tan barato (siempre relacionado con algún tema de separación, problemas económicos, etc.) y que el vehículo está en otro país. También suele ser común que el vendedor esté de viaje y no vuelva a próximamente. Al final nos medirán una transferencia de una pequeña cantidad como excusa para pagar trámites o el envío del coche. Si hacemos la transferencia el vehículo nunca llegará.
4.- Anuncios de contactos: en los que le piden que envíe un sms para contactar. Una vez enviado el sms recibimos otro diciendo que no lo han podido leer correctamente y pidiéndonos que lo enviemos de nuevo. Así varias veces con distintas excusas.

En caso de que seas el vendedor…

1.- Una de las estafas más comunes de las que tenemos que estar advertidos cuando decidimos vender algo de segunda mano argentina por internet son los falsos compradores. Su forma de actuación es la siguiente: Primero envían un email mostrando su interés en el bien anunciado y pidiéndonos los datos de nuestra cuenta para pagar mediante transferencia bancaria; a continuación nos comunican la realización de la transferencia y nos solicitan el envío del objeto mediatamente. La estafa está en que la información que nos envían de haber realizado la transferencia es falsa y el dinero nunca llega a nuestra cuenta. 

Una característica común en este tipo de estafas es que los emails están escritos en inglés o francés y siempre nos piden los datos bancarios.

2.- Envío de cheques sin fondos: El comprador nos envía un cheque (generalmente de un valor superior al precio acordado), y Posteriormente nos solicita que le enviemos la diferencia. El problema es que días después de haber ingresado el cheque el Banco lo rechaza por falta de fondos. Con lo cual no solo perdemos el artículo sino la cantidad devuelta al falso comprador. 

3.- Compra de coches de segunda mano. En este caso un supuesto comprador, generalmente desde África, nos envía un email diciendo que quería comprar un coche de segunda mano para su hijo que se encontraba en Italia y que se acercaba su cumpleaños, por ello le urgía y quería cuanto antes cerrar la transacción, incluso pagaba algo más de lo que se solicitaba...

Qué hago si creo que me han estafado?

Lo primero que puedes hacer para confirmar si has sido objeto de una estafa es contactar con el servicio de atención al cliente de la página web en la que tenías puesto el anuncio. Ellos podrán darte alguna orientación sobre qué hacer.

En cualquier caso, siempre puedes optar entre denunciarlo a la unidad de de delitos informáticos de la Policía nacional o la Guardia Civil.

Algunos consejos Rápidos

1. Direcciones cortas: No fiarse, en principio, de las direcciones demasiado largas. Confirmar que la página donde se va a realizar la compra corresponde realmente al vendedor y no es de algún desaprensivo.
2. Investigar: A través de la propia Red, buscando referencias en otros sitios o rastreando los comentarios de otros usuarios, verificar que la página que nos interesa no es una fachada sin venta tras ella.
3. Evitar los ‘links’: No acceder a páginas de compra a través de enlaces recibidos en el e-mail. Teclear la dirección siempre a mano.
4. Dirección segura: Comprobar que la dirección del sitio es segura. Debe empezar con https://. Ha de aparecer un candado cerrado en la barra de estado del navegador.
5. Comprobar los datos: Haciendo doble clic sobre el candado aparecen los datos del lugar visitado. Corroborar que coinciden.
6. Formularios: Enviar todos los datos personales (nombre, números de cuenta...) a través de formularios seguros, nunca por e-mail, que es fácilmente detectable.
7. Seguridad avanzada: Hacer uso de los medios de seguridad avanzados ofrecidos por las entidades bancarias: tarjetas de compra on line, seguros de compra...
8. Actualizar: Tener al día los programas instalados con los parches de seguridad que vayan saliendo.

lunes, 4 de junio de 2012

10 Pasos para comprar un auto usado


Los siguientes pasos le mostrarán como localizar y negociar la compra del auto usado que usted desea comprar. 
Paso 1: Para Empezar — ¿Por qué comprar un auto usado? 

Si ha decidido comprar un carro usado, ya tomó una buena decisión. Puede obtener un auto que sea casi tan bueno como un nuevo, sin tener que pagar por la depreciación que sacude fuertemente a las personas que compran un auto nuevo, al salir del concesionario. Inclusive autos que solo tienen un año son de 20 a 30 por ciento más baratos que los autos nuevos.
Existen otras buenas razones para comprar un auto usado:
  • Ahorrará dinero en el seguro de auto.
  • Es posible que el comprador de autos usados inteligente, encuentre grandes ofertas.
  • Hoy en día los autos usados son más fiables que nunca.
  • Algunos carros usados en venta todavía tienen la garantía del fabricante.
  • Hoy en día la mayoría de los fabricantes venden carros usados baratos certificados, los cuales incluyen garantías.
  • El historial de un auto usado, fácilmente se puede localizar usando el número de identificación (VIN).
  • Si compra directamente de un vendedor privado, el proceso de negociación será menos estresante.
Paso 2: Escoger el auto usado adecuado. 

Antes de comenzar el proceso de comprar un auto usado, muchas personas ya saben qué auto quieren. Pero es una buena idea el parar en este momento y analizar su decisión por medio de varias preguntas: ¿Cabe este auto en mi presupuesto mensual? En el próximo paso le explicaremos cómo determinar qué auto puede pagar. Por ahora, asegúrese de que su elección no supere su presupuesto. 
Puede ser que tenga que expandir su búsqueda al considerar qué comprar, porque tal vez no sepa lo que hay disponible en su área. Considere crear una lista con tres autos distintos. Piense en escoger vehículos de la misma categoría. Por ejemplo, si de verdad quiere un Toyota Camry, también tenga en mente un Honda Accord, Nissan Altima o un Chevrolet Malibu. Estos autos se hicieron para el mismo tipo de comprador, pero tienen características distintas y a veces precios más bajos.
Paso 3: Ahorre dinero al comprar autos que son menos conocidos. 

El valor de venta de carro usado se basa en su condición, millaje, fiabilidad, rendimiento y popularidad. Desde luego que usted quiere un auto que sea fiable y de buen rendimiento. Pero, ¿quiere usted el auto usado que quieren todos los demás? Si es así, va a pagar más de lo que espera. En algunos casos, la única diferencia es la marca.
¿Qué tanta diferencia en precio es la que separa a los autos populares pero buenos, de los buenos pero desapercibidos? Dos editores de Edmunds.com recientemente fueron de compras por un auto en la categoría sedán. Ellos descubrieron que los Camry y los Accord de dos años de antigüedad, costaban alrededor de $3,000 más que los 626 y Galant comparables.
Paso 4: Haga investigación sobre su futuro auto usado. 
Debe solicitar un historial de cualquier auto usado que piense comprar. Varias compañías venden estos reportes que están basados en el número de identificación del vehículo (VIN), pero AutoCheck y Carfax son los más completos. Descubrirá información esencial acerca del auto usado incluyendo si tiene o no un título de propiedad rescatado (ha sido declarado una pérdida total por la compañía de seguros) o señales de que el odómetro ha sido alterado. Este es un buen tiempo para decidir si desea un Auto Usado Certificado. Si es así, lea nuestro artículo que describe los programas de vehículos certificados que ofrece cada fabricante.
La compra de un auto usado consistirá en inspeccionar el vehículo para determinar su condición. Este proceso se simplifica si usted compra un auto usado certificado que ha pasado una inspección rigurosa y está respaldado por una garantía del fabricante. Pero mientras que compra un auto usado certificado elimina muchas de las conjeturas acerca de la condición mecánica del auto, usted paga por este servicio.
La mayoría de los autos nuevos se venden con una garantía de tres años/36,000 millas. Por lo tanto, si usted compra un auto que tiene de uno a tres años, con menos de 36,000 millas en el odómetro, aun estará bajo la garantía del fabricante. Si algo sale mal con el auto que acaba de comprar, el problema se lo arreglaran sin costo alguno.
Paso 5: ¿Cuánto puede pagar? 

El comprador inteligente considerará cómo financiar el auto al principio del proceso de compra. Esto evitará sorpresas desagradables más adelante y le ayudará a tomar una decisión informada acerca de cuánto cabe en su presupuesto.
Pago mensual. Si va a pedir un préstamo, ¿sabe cuánto puede pagar mensualmente?
Pago inicial. ¿Cuánto dinero puede dar como pago inicial para reducir sus pagos mensuales?
Precio de compra del auto. El responder las dos primeras le ayudará a determinar los límites de la cantidad que puede pagar por su auto usado.
Ya que haya determinado cuánto puede dar como pago inicial, pago mensual y el precio de compra del auto, imprima estas cifras. Más tarde, cuando esté negociando el precio de un auto usado, tal vez necesite revisar esta información para poner los pies en la tierra.
Paso 6: Financiamiento para un auto usado. 

Hay tres formas de pagar por su auto usado:
Dinero en efectivo. ¿Hay algo más que decir? Con dinero se pueden conseguir muchas cosas.
Financiamiento por medio de un banco, un prestamista por internet o una cooperativa de ahorros (Credit Union). Nosotros altamente recomendamos esta ruta porque generalmente le ahorrará dinero y le dará el máximo control sobre la transacción.
Financiamiento por medio del concesionario. Esto puede beneficiar a algunas personas, dependiendo en su puntaje de crédito y las tasas de interés actuales. Al arreglar financiamiento de antemano con una financiera independiente, puede ser que el concesionario trate de hacerle una mejor oferta con un préstamo de intereses más bajos.
Financiar por medio de una fuente independiente (prestamista de internet, banco o cooperativa de ahorros) ofrece varias ventajas:
  • Mantiene negociaciones simples con el concesionario
  • Le permite a usted comparar intereses competitivos de antemano
  • Elimina la dependencia en el financiamiento del concesionario
  • Le ayuda a ser fiel a su presupuesto
  • Préstamos de bajos intereses se pueden tramitar en internet por medio de Up2Drive.com
Paso 7: ¿Dónde comprar su auto usado? 

Los tres lugares más comunes para comprar un auto usado son:
  • Vendedores privados
  • La sección de autos usados de un concesionario que también vende autos nuevos
  • Lotes de autos usados independientes
De todas estas fuentes, la venta por vendedores privados generalmente tiene los precios más razonables. Esta es también una forma más relajada de comprar un auto usado en vez de entrevistarse con un vendedor de autos en el concesionario.
Aun así, existen ventajas de comprar un auto usado de un concesionario de autos. Muchos de los autos usados en los concesionarios, son intercambios. Los concesionarios generalmente obtienen estos autos a precios muy bajos. Si usted hace una oferta baja — pero al mismo tiempo les deja algo de ganancia — puede ser que obtenga una oferta muy buena. Además, muchos concesionarios ofrecen autos usados certificados que han sido inspeccionados rigurosamente y están respaldados por garantías firmes.
Busque anuncios de carros usados en sitios de internet. Algunos sitios de internet son muy flexibles y le permiten buscar por marca, modelo, opciones y precio. En algunos casos usted puede buscar en el inventario de autos de segunda mano en concesionarios que también vende autos nuevos a través de su sitio de internet.
Mientras que el internet es un recurso increíble, también debería utilizar las fuentes convencionales: Pregunte a sus familiares y amigos si están vendiendo un coche de segunda mano. Mantenga los ojos abiertos para autos con rótulos "De Venta" en la ventana. Revise los anuncios de los supermercados o de las escuelas o colegios locales. Finalmente, no se olvide del siempre fiel — anuncios clasificados en el periódico.
Ya que haya encontrado un posible auto, llame al vendedor antes de ir a ver el vehículo. De esta manera, puede eliminar autos con problemas como millaje excesivo con un título de vehículo rescatado. Verifique el precio que aparece en el anuncio.
Mientras habla con el vendedor, haga una cita para hacer una prueba de manejo. Si es posible, haga esta cita durante el día para que así pueda determinar la condición del auto con mejor precisión. No se olvide de pedir el número de identificación del vehículo (VIN) para que pueda solicitar un reporte historial del auto.
Paso 8: Prueba de manejo de un auto usado. 

La prueba de manejo de un coche de segunda mano significa decidir si éste es el auto adecuado para usted y si está en buenas condiciones. Una vez que esté detrás del volante, pregúntese si es lo que está buscando. ¿Tiene suficiente altura? ¿Suficiente espacio para las piernas? ¿Le parece bien la posición de los instrumentos indicadores y demás controles?
Trate de que su cita para la prueba de manejo sea a una hora cuando el motor esté completamente frio. Algunos autos son más difíciles de arrancar cuando están completamente fríos, y al arrancarlo, se dará cuenta de problemas graves. Apague la radio antes de comenzar a conducir — así podrá escuchar bien el motor y concentrarse en la experiencia de manejo.
Durante la prueba de manejo, asegúrese de evaluar estos puntos adicionales:
  • Forma de acelerar después de un alto
  • Visibilidad (revise los puntos ciegos)
  • Ruido del motor
  • Aceleración al pasar otro vehículo (¿Qué tan rápido y suavemente reduce la velocidad?)
  • Poder para subir las colinas
  • Los frenos
  • Como toma las curvas
  • Suspensión (¿Cuan suave se siente al conducir?)
  • Vibraciones y ruidos
  • Espacio en el baúl
Tómese su tiempo y asegúrese de simular las condiciones de su recorrido normal. Si conduce mucho en la carretera, asegúrese de probar el auto en la carretera y acelerarlo hasta 65 mph. Si conduce por las montañas, pruebe el auto en cuestas empinadas. No sea que después de comprar el auto se dé cuenta de que no rinde en la forma que usted necesita.
Después de la prueba de manejo, pídale al dueño las facturas de servicio del auto. Fíjese si el auto ha recibido el mantenimiento necesario a su debido tiempo. Evite comprar un auto que haya estado en un accidente grave o que haya tenido reparaciones grandes como reconstrucción de transmisión, trabajo de válvulas o reparación del motor.
Si le parece bien como corre el auto, aun debe llevarlo al mecánico para una inspección profunda. Un vendedor privado no pondrá mucha resistencia a este proceso. Ahora, a un concesionario puede ser un poco más difícil de convencer. Si se trata de un auto usado certificado, no hay necesidad de llevarlo a un mecánico.
Paso 9: Negociando el precio de un auto usado. 

Las negociaciones exitosas surgen al tener información sólida. Esto es cierto especialmente en la compra de un auto usado. 
Los vendedores en los concesionarios tienen mucha experiencia en negociar. La mayoría de los vendedores privados no la tienen. Entonces, la compra de un coche de segunda mano a particulares o de un concesionario, será una experiencia muy distinta la una de la otra.
Siga estos pasos al negociar:
  • Únicamente trate con un vendedor con quien usted se sienta cómodo
  • Haga una oferta inicial que sea baja pero que esté alrededor del precio que usted desea pagar
  • Decida con anticipación cuánto dinero es su límite y márchese cuando lleguen a éste límite
  • No tenga miedo de marcharse del concesionario — esta es su herramienta más valiosa al negociar
  • Tenga paciencia — haga planes para negociar por lo menos una hora en el concesionario, menos tiempo con los vendedores privados
  • Salga del concesionario si está cansado o tiene hambre
  • No se distraiga con ofertas de garantías extendidas, artefactos antirrobo o productos similares
  • Un vendedor que cierra los tratos le pone mucha más presión al negociar. Pueda ser que éste trate de mejorar el trato antes de llegar a un precio final.
Ya que tenga un trato, asegúrese de que se complete la transacción apropiadamente. La siguiente sección le explicará qué esperar y lo que debe hacer.
Paso 10: Cerrar el trato. 

Si está en un concesionario, usted tendrá que pasar por el proceso de financiamiento y seguro (F&I). Si compra su auto de un vendedor privado, solo tiene que asegurarse de hacer el pago y que el título y registro del auto sean correctamente transferidos.
En los dos casos, debe asegurarse de tener seguro para el auto que acaba de comprar antes de llevárselo. La persona en la oficina de Financiamiento y Seguro probablemente intentará venderle artículos adicionales: una garantía extendida, alarmas o servicios antirrobo como LoJack, planes de servicio pre-pagados, protección para la tela de los asientos, protección contra óxido y equipos de emergencia para el camino. Algunas personas quieren la tranquilidad que ofrecen las garantías extendidas, así que esto es algo que tal vez quiera considerar (al menos que su auto usado sea certificado o esté aún bajo la garantía del fabricante). Sin embargo, los demás artículos que venden en la oficina de Financiamiento y Seguro, son caros y de muy poco valor para usted.
La persona en la oficina de Financiamiento y Seguro parece ser un consejero financiero, pero en realidad él o ella es un vendedor con mucha experiencia. Algunas personas de Financiamiento y Seguro pueden ser muy insistentes al tratar de venderle estos productos. Sea firme. Ya que esté listo el contrato, revíselo cuidadosamente. En muchos estados, incluirá el costo del vehículo, un cargo por la preparación de los documentos, un cargo por pasar la prueba de smog, un cargo pequeño por un certificado de smog, impuesto y cargo de licencia (mejor conocidos como cargos del DMV — Departamento de Vehículos Motorizados). Asegúrese de entender bien los cargos y pregunte si ve alguna adición significante en el contrato.
Finalmente, si hay necesidad de alguna reparación, y el concesionario ha prometido este arreglo, pida una factura de arreglo ("Due Bill") la cual se lo pone por escrito. Asegúrese de que el registro provisional esté puesto en el lugar apropiado y — finalmente va usted con su auto en camino.
Cuando compre un auto de un vendedor privado, seguramente le pedirán pagar con un cheque bancario o en efectivo. Pero antes de entregar cualquier dinero, solicite el título de propiedad (algunas veces conocido como "pink slip") y pida que lo pongan a su nombre. Las reglas que gobiernan el registro y licencia del auto varían en cada estado. Verifique el sitio de internet del registro en su estado.
Ya que todos los documentos estén completos, es tiempo de relajarse y empezar a disfrutar su compra: un buen carro de segunda mano nicaragua, o en cualquier país del mundo.