Entrada destacada

Las mejores redes sociales para buscar empleo

Las redes sociales se han convertido, en muy poco tiempo, en uno de los canales más utilizados para la búsqueda activa de empleo. A medi...

viernes, 24 de agosto de 2012

Errores Más Comunes Al Buscar Empleo

La búsqueda de trabajo para profesionales se ha convertido en los últimos tiempos en una profesión, y cada vez más costosa sobre todo debido a la competencia creciente que hay por un mismo puesto ofertado. Debido a esto, cometer errores en la búsqueda de trabajo se ha hecho muy común. Es conveniente saber cuales son estos errores y como pueden ser evitados.

En este artículo voy plantear los principales errores que se producen en la búsqueda de ofertas de empleo y trabajo ideales para nosotros para poder aportar luz y ayudar al máximo de personas posibles.

El primer error es que hay quien empieza la búsqueda sin tener en cuenta su formación, en un mercado distinto del que el posee experiencia, apuntar a un mercado al cual su perfil no resulta ni adecuado ni interesante.

Por otro lado no haber planificado a medio y largo plazo un plan de carrera. Mucha gente solo busca el salir de la situación de desempleo, que realmente no es poca cosa. Se busca una colocación lo más rápido posible sin tener en cuenta que lo elegido a lo mejor no es lo adecuado. Las prisas y la falta de planificación se convierten a medio y largo plazo en un error que probablemente acabarán haciendo que abandones el puesto de trabajo para profesionales o estudiantes que hayas encontrado.

Es otro error no hacer un autoanálisis correcto e intentar engañarse a uno mismo. Esto de nada vale. Todos debemos de saber quienes somos, de conocernos, de saber en todo omento cuales son nuestras debilidades y nuestras fortalezas. Cada persona debe conocer quién es, para qué sirve, qué sabe, qué puede, qué quiere.

Saber a que puestos laborales se adapta mejor (opuestos comerciales, administrativos, directivos,….)

También no darse cuenta de la importancia de un buen currículum vitae y de una buena carta de presentación.

Un CV es muchas veces tu puerta de entrada a una oferta de trabajo. Si en el pones detalles irrelevantes, información confusa, perfil poco claro, falta de información adecuada, puede tener dos resultados, o no se obtienen entrevistas o las que se obtienen no llevan a ningún trabajo.

No ser proactivo. Limitarse a ver los anuncios clasificados que aparecen en la Internet o bien limitarse a mirar las ofertas de empleo que publica cualquier portal de empleo cada cierto tiempo.

Hay que tener una estrategia de búsqueda, esto implica adaptarse al entorno, a sus cambios, a lo que te rodea.

Tener una estrategia y saber adaptarse es síntoma de proactividad, no esperar a que el trabajo llame a tu puerta. Sal a buscarlo.

Otro error muy habitual es tener un solo currículum. Por extraño que parezca, debemos saber adaptar nuestro currículum a cada oferta, tras hacer un estudio de investigación sobre la empresa y el puesto, que nos permita afinar al máximo nuestro perfil a lo que puedan precisar.

En otras ocasiones muchas personas tienen muchos planes que piensan y dicen tener, sin llevar nada a cabo porque finalmente no se midieron las fuerzas. No es cuestión de pensar solo opciones sino de llevarlas a cabo de modo real para conseguir un empleo para profesionales. Igualmente, no es cuestión de comenzar multitud de cosas y no acabar ninguna.

Las claves del éxito son la planificación, la organización, la constancia y el trabajar duro de forma útil.

Debemos usar la imaginación para buscar nuevas opciones que nos puedan ayudar a la búsqueda de empleo.

Se debe, de la misma forma, diversificar y complementar todas las opciones, alternándolas en el tiempo para avanzar en varias áreas de la búsqueda.

Se debe llevar un registro de actividades para saber qué hemos realizado ya, cuándo y qué nos queda pendiente para no duplicar trabajo y conseguir el efecto contrario.

¿Qué otros errores crees que se cometen en la búsqueda de trabajo?

viernes, 17 de agosto de 2012

Consejos Para Iniciar Tu Primer Día de Trabajo

El primer día de trabajo para jóvenes en una nueva empresa suele ser un reto para la persona que se incorpora, pues, a pesar de la seguridad que aporta el hecho de haber superado con éxito la prueba de selección, los nervios siguen estando presentes y pueden jugar una mala pasada.

Es un día en el que tendrás que asimilar mucha información que te resultará muy importante para desarrollarte en tu ámbito laboral.

Supongo que todos nos hacemos una idea de lo que supone ser el nuevo en una empresa donde las relaciones ya están entabladas, todos se conocen y, además, son amigos. Lo hemos logrado, hemos obtenido el empleo para profesionales por el que tanto trabajamos, desde la búsqueda del mismo, pasando por las entrevistas hasta la selección final, hoy es el día de la verdad, hoy es el día dónde deberé mostrar todas aquellas cosas que en mi Currículum Vitae y entrevistas he dicho "estoy preparado".

Te enfrentarás ante una dual sensación. emoción por una parte, pues has sido llamado para el cargo y por otra, nerviosismo ante el desafío de algo nuevo. Pero no te angusties, no olvides que esto es normal, lo desconocido nos asusta, lo mejor que puedes hacer, es lograr concentrarte en la parte positiva, pues finalmente y después de mucho buscar trabajo para profesionales, has conseguido ese puesto que estabas buscando y pronto comenzarás a forjarte un nuevo futuro en esa empresa, sin embargo con algunos pequeños tips, podrás prepararte para tal situación y afrontar de mejor manera el temido primer día, para saber cómo ganar “compinches” cuanto antes, cómo evitar los potenciales enemigos, y cómo mantenerse en una senda positiva desde el comienzo.

Forma de vestir: Durante las entrevistas seguramente has tenido la oportunidad de ver a otros empleados y observar su forma de vestir, en caso de que no haber tenido esa oportunidad, la receta mágica de siempre "muy aseados y sobre todo sobrios", esto significa utilizar colores no llamativos y utilizar una vestimenta normal como para afrontar un día de trabajo.

• "No hay nada peor que llegar tarde el primer día de trabajo y peor si es tu primer empleo" Es recomendable llegar diez minutos antes de la hora a la que nos convocaron. Recuerde que en ocasiones la primera impresión es la que cuenta.

Ten confianza en ti mismo: Ya te han seleccionado, eso significa que tus características se adaptan al perfil que la empresa necesita. Repasa mentalmente tus cualidades y también tus defectos, esto te ayudará a saber de lo que eres capaz. Si tienes seguridad en ti mismo las personas de tu alrededor lo notarán y confiarán en tus posibilidades.

Infórmate sobre la empresa: Pregunta a tus contactos o visita la página web de la compañía y trata de conocer algo de su historia, así como su estructura y funcionamiento. Además, entérate de detalles prácticos cómo su ubicación o la forma de llegar que te ayudarán a ir sobre seguro en el primer día.

Presentación de los nuevos compañeros de Trabajo: En este punto es muy importante mostrarse muy cortez y atento con los que ya son sus compañeros de trabajo para estudiantes.

Tomar nota: no temas ser pesado y pedante anotando todo lo que te digan acerca de tus funciones o del propio funcionamiento de la empresa. Apúntalo todo e intenta acabar el día con las menos dudas posibles acerca de tu nuevo puesto de trabajo.

Naturalidad: Interviene en las conversaciones cuando creas que realmente tienes algo que aportar y, ante todo, muéstrate natural, sencillo, agradable y cordial.

Sociabiliza y establece contactos: Mantente disponible a cualquiera que se te acerque, preocúpate por los que van a rodearte, utiliza el sentido del humor para romper el hielo y jamás hables mal de nadie ni tomes partido ni posición en nada.

• Muéstrate como una persona vital y optimista. Siempre esboza una sonrisa amable, da la mano con seguridad y firmeza y habla lo suficientemente alto y claro para que tu interlocutor te escuche.

• En las primeras reuniones procura escuchar más y hablar menos. Espera un poco a dar tus primeros aportes, evitando cualquier tono de presunción. En las próximas reuniones, cuando te sientas más en confianza, no temas dar tus ideas. La creatividad siempre es valorada y será tomada en cuenta en próximas reuniones.

• Comenzando con la Tarea. Debes ser consciente que aunque técnicamente te encuentres ampliamente preparado, todas las organizaciones poseen sus propias particularidades, de cómo se realizar las tareas y son todas cosas que uno no conoce, y que alguien se está esforzando por transmitirle.

• No te exijas demasiado: Ten presente que es tu primer día y que nadie espera que vayas a rendir al 100%; necesitas un periodo de adaptación para ir aprendiendo todos los procedimientos y tareas que tendrás que llevar a cabo. Más adelante tendrás tiempo de desarrollar tus habilidades y demostrarlas.

• Por último, debes intentar adaptarte al ritmo de trabajo de tus compañeros. Cada empresa es distinta e impone un ritmo diferente, por lo que es complicado acertar a seguirlo el primer día, pero, si se consigue, los nervios desaparecerán por completo.

Así como mencione algunos consejos de como debes comportarte el primer día de trabajo, aquí también te dejo una serie de malas prácticas que aunque resulte difícil de creer son muy habituales, ya que durante los primeros días de trabajo uno posee una carga de "Stress" muy importante y solemos cometer errores que son perfectamente evitables:

• No hacer preguntas en relación a los salarios.
• No conversar temas personales, nada peor que distraer a los otros.
• No aislarse, dejar que el grupo los integre en forma natural.
• Realizar las tareas tal y como se lo indican.
• No hacer comentarios del tipo "esto se hace mal." probablemente se equivoquen.

Presta atención ante:

• Nombre de tus superiores y compañeros. Para evitar confusiones y/o complicaciones a la hora de saludar o pedir ayuda, resulta de gran ayuda anotar los nombres, funciones y cargos de cada una de las personas que te vayan presentando a lo largo del día.
• Tu lugar de trabajo (planta, departamento, mesa, ordenador, etc.)
• Quién es quién en el departamento y tus interlocutores principales.
• Cuáles serán tus principales funciones y responsabilidades
• Logística básica (tarjeta de entrada, cómo contactar al departamento de informática, máquina de café...)
• Principales aplicaciones informáticas utilizadas

Antes de terminar el día: Comprueba que sabes o al menos conoces lo siguiente:

• Situación de las salidas de emergencia, del baño, de la sala de reuniones y de la fotocopiadora.
• Situación espacial de los jefes, así como sus teléfonos o extensiones.
• Funcionamiento del sistema informático (al menos lo básico).

Además, tenga en cuenta dos factores de suma importancia: En primer lugar, nunca deje de ser usted mismo (por supuesto, con la mayor diplomacia posible), pues las mascaras se caen rápido.

En segunda instancia, jamás descuide el trabajo para profesionales en sí mismo, por hacer “sociales”. De nada le servirá ganar cientos de amigos en el trabajo… ¡si luego es despedido por falta de productividad

Por último, es necesario que recuerdes que estás ahí por una buena razón, has sido elegido de entre muchos candidatos. Por eso es que debes demostrar que eres un buen elemento, concéntrate en tu trabajo, hazlo de la mejor manera posible y no cambies tu forma de ser por agradarle a los demás. Si hubiesen querido otro tipo de personalidad, el seleccionado no serías tú, y éste no sería tu primer día de trabajo.


¡Éxitos en tu primer día!

viernes, 10 de agosto de 2012

¿Cómo elegir la mejor universidad?


La necesidad de una mejor calidad de vida y el deseo de superación personal, impulsan a miles de jóvenes a visualizar a la universidad como una alternativa atractiva para lograr sus anhelos. Elegir entre centros públicos o privados, cerca de casa o lejos, que aporten prestigio, con ofertas de becas universitarias y una buena bolsa de empleo son algunas de las preguntas que los futuros universitarios tendrán que plantearse antes de entregar la matrícula. Aunque lo primero es saber qué estudiar.

Como en cualquier situación, se hace difícil escoger cuando uno se encuentra ante lo desconocido.  Todas las posibilidades parecen similares y no se tiene en claro cuáles son los parámetros a seguir.  La base de este recorrido sin dudas será la búsqueda de información, que te permitirá tener algo concreto sobre lo cual reflexionar y comparar.

Escoger una universidad no es el paso más sencillo que se puede dar. Si reúnes la información necesaria y estudias ciertos aspectos te será mucho más fácil y hasta sencillo tomar una decisión. Partimos de que una "decisión" tomada "sin información" es una alternativa de muy alto riesgo, en otras palabras, elegir una universidad sin tener información confiable sobre la misma, es una inversión de tiempo, dinero y esfuerzo que no redituará a futuro de acuerdo con los propósitos originales de superación y calidad. Pero ¿qué debemos entender por información confiable?, nos referimos a que la información que se recibe de las universidades por cualquier medio : avisos gratis en prensa, televisión, radio, medios electrónicos, clasificados online en internet, trípticos, perfiles de carrera, publicidad en espacios abiertos, etc., permita al estudiante verificar la veracidad de su contenido.

Saber qué se quiere estudiar es el paso previo a elegir el centro de estudios, este punto es de suma importancia porque así podrás reducir la cantidad de universidades disponibles que ofrezcan en lo que tú te deseas formar. Además teniendo esto claro tendrás una mayor posibilidad de éxito a través del proceso de admisión.

Luego de escoger tu carrera profesional tu meta profesional es el factor más importante que debes considerar. Deberás elegir el tipo de centro de educación superior adecuado para tu meta profesional. Para esto entonces te recomiendo considerar los siguientes puntos a la hora de evaluar y decidir tu lugar de educación superior:

Historia de la Institución: Conocer el origen de una institución, su evolución y cómo logró permanecer y adaptarse a los cambios pedagógicos aporta muchos elementos para valorarla. Si es una escuela nueva,  considerar con cuántas promociones cuenta o si aún se encuentra abriendo nuevos grados.

Número de maestros de planta por alumno: Maestros que permanecen de tiempo completo en las universidades, lo que posibilita al alumno entablar un contacto en espacios extraclase para recibir asesoría y orientación. Si la institución cuenta con un buen número de maestros de planta, existe una mayor probabilidad de que realice actividades de investigación.

Preparación académica de los profesores. Los grados académicos con los que cuente el cuerpo de profesores hablan de la capacidad de dominio de sus asignaturas. 

Instalaciones. Todos los espacios en la universidad que permitan llevar a cabo actividades prácticas a los alumnos ( laboratorios, bibliotecas, centros de cómputo, talleres, etc. ) son reflejo del futuro desarrollo de competencias profesionales de sus alumnos.

Grados académicos que ofrece. El tipo de grados que ofrece la universidad es un indicador de la excelencia académica de la institución, sin embargo, es muy importante verificar la congruencia entre los programas educativos que oferta (licenciaturas, maestrías, doctorados, postdoctorados, etc. ), las certificaciones que presenta para poder impartirlos y la trayectoria académica del cuerpo docente que participa en ellos.

Cantidad y modalidad de las materias: El hecho de que las mismas sean cuatrimestrales o anuales te dará una referencia de cuándo deberás preparar los exámenes parciales y finales y, también, en caso de que debas postergar alguna asignatura, cuál será el plazo para poder hacerlo.

Pago de cuotas, matrícula y finales: Este es un factor sumamente importante ya que nos dará una idea de cuál es la inversión promedio que tendremos que hacer y, por lo tanto, saber si contamos o no con el dinero requerido. Procura también averiguar si en esta universidad se ofrecen becas universitarias y busca aquella que equilibre los aspectos académico y económico.

Sistema de pasantías, bolsas de trabajo, etc.: Habla mucho de la conexión que tiene la universidad con el mundo laboral real. Las prácticas profesionales suelen ser un momento clave en la trayectoria formativa de cualquier alumno ya que le permiten ir conociendo los aspectos prácticos de su profesión y empezar a proyectarse en la misma.

Años promedio de duración de la carrera: Para algunas personas, este es un tema de relevancia ya que, por cuestiones de proyectos personales, dinero, trabajo, entre otros, necesitan de cierta planificación y organización. Aunque por el lado del trabajo existen universidades y carreras específicas que dan la oportunidad para tener un empleo de medio tiempo y de esta forma alternar el estudio y el trabajo.

Orientaciones de la carrera: Algunas universidades presentan una inclinación bastante específica en algunas de sus carreras. Es bueno tener este aspecto en cuenta porque te permitirá saber qué enfoque y, por lo tanto, que posible salida laboral tendrás. Tenés que analizar las ventajas y desventajas de la amplitud o el foco que tenga la carrera en diferentes universidades.

Servicios de la universidad: Aquí pueden incluirse la biblioteca, el sistema de tutorías, los cursos complementarios, los seminarios y talleres, las facilidades que propone la universidad para que puedas estudiar con la mayor comodidad posible.

Adicional a lo anterior también se debe realizar una comparación en los planes de estudios, las universidades donde se dicta tu carrera bien pueden tener el mismo nombre, pero los temas a cursar pueden distar unos de otros. Observa bien en qué campo quieres especializarte y escoge una universidad acorde a tus necesidades.

Verifica que el departamento de idiomas sea competente. Mira bien una universidad que posea un sólido programa de aprendizaje del inglés. En caso de no existir clases de idiomas en tu universidad, busca una institución alternativa que te permita desarrollar tu aprendizaje y pueda ser parte de tu horario en la universidad sin mucho conflicto.

Toma la decisión en el tiempo preciso. Muchas universidades ofrecen sus ofertas mucho antes que termine el año lectivo en los colegios. Es por eso que debes prestar atención a las ofertas que se mencionan, escoger tu universidad y empezar a trabajar en tu admisión. Mientras más antes decidas, mejor.

Y finalmente antes de tomar una decisión, acercarte personalmente a conocer las universidades y recorrerlas.  Así podrás tener una primera impresión de cómo te sentirás en el lugar y captarás aquellos aspectos que no figuran en los folletos o en internet y que son igual de importantes.

Definitivamente, no existe, al igual que sucede con las carreras, “la mejor universidad”, pero sí “la mejor universidad para ti”, según tu proyecto de vida y tus características personales. Ten en cuenta que de esta decisión va a depender tu futuro