Entrada destacada

Las mejores redes sociales para buscar empleo

Las redes sociales se han convertido, en muy poco tiempo, en uno de los canales más utilizados para la búsqueda activa de empleo. A medi...

jueves, 22 de noviembre de 2012

Consejos para ascender dentro de la empresa


Muchos expertos dicen que el día en que uno comienza un trabajo para profesionales debe estar pensando en cómo conseguir el siguiente. Aunque esta parecería una filosofía extrema es, en parte, cierta. Lo que no quiere decir que deba descuidar su trabajo actual.

Las promociones no llueven del cielo, no es algo que se recibe, es algo que se busca consciente o inconscientemente. Son la consecuencia lógica a una forma de trabajo, a un camino realizado, y a la adaptabilidad. Que valoren nuestro trabajo para profesionales y que dicho esfuerzo sirva para lograr cumplir con objetivos personales es el deseo de todo profesional que busque asumir nuevas responsabilidades al interior de sus respectivas compañías. Sin embargo, no siempre basta con cumplir con una buena labor para que dicha oportunidad se concrete.

En ese caso se debe ser más agresivo y dejar claro a los mandos superiores que se cumplen con las condiciones necesarias para crecer. Si el interés se centra en un puesto en particular, se deben hacer todos los esfuerzos por dirigir la carrera en esa dirección, incluso fortaleciendo aquellos conocimientos que estén más débiles o asumiendo nuevas capacidades cosa de mejorar tu perfil y prepararse para ocupar un cargo de mayor responsabilidad.

La confianza y los jefes

Debes saber que tu jefe es el primero en dar el visto bueno para que puedas seguir avanzando en tu carrera. Es el único que puede decidir que seas promovido y si no es él quien lo decide de seguro es quien presenta a los candidatos. Si estás enemistado con tu jefe, es posible que te quedes atrapado en el mismo puesto durante una década, sin importar cuántos esfuerzos hagas ni cuántos logros hayas conseguido. Debes hacer que tu jefe confíe en ti siempre que esto no vaya en contra de la fidelidad que le debe a la compañía.

Busca consejo en tu superior, haz las preguntas necesarias para tener una guía de cómo desenvolverte en el trabajo para profesionales. No asumas el papel del jugador solitario que puedes con todo porque eso te convierte en un mal jugador en equipo.

Participa de los eventos sociales donde puedas saber más de tus compañeros de trabajo y de tus superiores. Habla de todos los temas que no se relacionen con el trabajo, acerca de hobbies e intereses personales. Pero nunca olvides que en una reunión social con compañeros de trabajo sigue siendo parte de trabajo, aún debes comportarse profesionalmente. 

Comprometido con la empresa

Debes demostrar que estás comprometido con la empresa. Hacer unas horas extra si toca, irte el último a trabajar y entrar el primero. Si la empresa organiza un fin de semana tú debes estar allí. Como he dicho tú jefe te ha contratado para que le hagas ganar dinero. Entre ascender a una persona despreocupada que hace su trabajo para profesionales y punto y una persona que hace las cosas bien y que siempre está ahí. ¿A quién crees que elegirá tu jefe?

Una persona comprometida siempre estará ahí, en cambio el otro si le sale otra oferta dejará su trabajo botado. Tu jefe sabe eso y lo tiene muy presente.

Capacitación constante

Hay que tener en cuenta que un líder no se forma sólo por trabajar mucho, debe estar en un constante aprendizaje y actualización de lo aprendido. Una buena forma de lograr avanzar en este sentido es aprovechar los cursos de capacitación que pueda ofrecer la empresa, en caso de que ésta no dé ese beneficio, no hay que tener miedo de pedir que se impartan clases de especialización.

Trabaje en Equipo

También es aconsejable saber trabajar en equipo y demostrar ser competente en las tareas que nos son asignadas, en especial cuando la carga de trabajo puede provocar estrés o ansiedad, ya que saber operar en situaciones de mucha presión y conquistar las metas planteadas dice mucho de las capacidades de resolución que se tenga.

No te asustes. Se trata sólo de aprender a coordinar con cierta disciplina distribuyendo el trabajo en áreas de especialización.

Otro elemento importante a la hora de trabajar con otras personas es ser empático y no caer en liderazgos déspotas. Acá lo importante es saber gestionar al grupo y para ello las mejores herramientas es aprender a comunicar y coordinar imponiendo cierta disciplina cuando se distribuyen las funciones.

Creatividad y saber leer las oportunidades

Un aporte es también ser creativo y generar valor para la empresa. Una buena forma de lograr ambas cosas es siendo imaginativo y buscando alternativas a las formas convencionales de hacer que tenga  la institución en que uno se desempeña. Por lo anterior se recomienda combinar intuición y análisis con la capacidad de interesar a otros en las ideas que se tengan. Un ejemplo, los grandes directivos están aburridos de las típicas reuniones de empresa: un trabajador que sepa combinar intuición y análisis con una alta capacidad de 'enganchar' en sus exposiciones lo tiene todo ganado.

En lo que respecta al carácter, alguien que pretende llegar bien arriba debe tener claro que siempre debe pensar primero en la empresa, más que obtener beneficios de la misma. El equipo y el proyecto son primero. No hay que temer a los cambios, por lo general representan oportunidades que hay que saber explotar. Por ello hay que estar atento, pues nunca se sabe qué y dónde pueden surgir.

Mire siempre más allá

Crisis es igual a oportunidad. No tengas miedo a los cambiosLas grandes figuras de poder en las empresas modernas consiguieron dar el salto gracias a fueron capaces de aprovechar las oportunidades que otros no vieron. Ese viaje de negocios en el extranjero, ese curso de idiomas o esa unidad de negocio puede ser el trampolín que le permitirá alcanzar el estrellato laboral. 

Finalmente estas son unas advertencias en tu carrera por conseguir un ascenso:

Puede ser dificultoso hacer saber a la gente que eres competente y dedicado sin parecer arrogante y amenazante. Es necesario ser asertivo para obtener lo que uno busca. Recuerda que debes tener tacto, clase y ayudar a todos, no solamente a tu jefe.

Si te postulas para los trabajos para profesionales porque sí, la gente de arriba dejará de tomar seriamente y puede que tu supervisor actual reconsidere tu dedicación en tu puesto actual. Lo mismo puede ser dicho si postulas para un nuevo trabajo rápidamente. Sé paciente y tomate el tiempo para desarrollar nuevas habilidades en tu trabajo antes de saltar a intentar saltar a otro.